Skip to Content

Trappeto

¡Bienvenidos a La ciudad soleada de Trappeto!

Ubicada a 40 km de Palermo, en el corazón del Golfo de Castellammare (Trapani), la ciudad de Trappeto es un rincón de paraíso inmerso en un escenario de belleza natural con tierra fértil y un verde exuberante, en el centro de un itinerario histórico milenario y a orillas de un mar sugestivo y de colores espléndidos que lo besa. 

A pocos km de los destinos turísticos más importantes de la zona occidental de Sicilia (Palermo, San Vito lo Capo, Erice, Segesta, Riserva dello Zingaro, etc.), entre las playas de arena fina y forada, de cristal azul del mar y puestas de sol, Trappeto ofrece momentos de relajación y tranquilidad que, a través de las tradiciones y el folclore del lugar, dejan relucir los verdaderos sabores sicilianos.

El ambiente agradable, la amabilidad de la gente, la óptima relación entre precio y calidad de la estadía y la buena comida a base de pescado hacen que Trappeto sea el destino ideal para vacacionar con sus amigos, su pareja o su familia. 

Si su objetivo es Sicilia, este es el lugar indicado para escoger su pequeño rincón de paraíso y disfrutar de su belleza encantada.  ¡Sol, mar, tradición, cultura y relajación, e incluso entretenimiento en una estadía relajante en la ciudad del mar y el sol!

Un poco de historia...
Construido en el siglo XIV en el bosque de Partenia de Federico II de Aragón, Trappeto se ha convertido poco a poco en un territorio rico en viñedos y plantaciones de cítricos con vista al mar antes cruzado por veleros cargados con azúcar y vino y ahora por embarcaciones con turistas y veraneantes. El nombre “Trappetum Cannamelarum“ data de la construcción del primer molino (1480) destinado a la extracción y refinado de azúcar Cannamela, junto a una torre fortificada, como tantos otros que existen al estilo árabe. Normanno, que corona la zona circundante, es rica en historia por las batallas constantes entre cristianos y moros, sarracenos.

Las primeras casas que se construyeron en el pueblo eran particularmente las de los pescadores. Se levantaban en torno a la Chiesa dell'Annunziata (1680), ubicada precisamente en el centro histórico. Por siglos, Trappeto tuvo habitantes agricultores y pescadores cuya dulzura de productos naturales se mezclaba con la amargura de una vida plagada de dificultades y la emigración como consecuencia de una Sicilia presa de la mafia.   Inmediatamente después de la guerra, se señalaba a la ciudad de Trappeto como símbolo de miseria, movido por mentes sensibles de la Italia europea.

Pero gracias al trabajo de Danilo Dolci y su actividad en el centro de estudios Borgo di Dio (1968), ubicado en un lugar de gran importancia, se difundiría la riqueza cultural y humana de estos sicilianos.
Entonces, comenzó el renacimiento de la ciudad de Trappeto de antes, Inspirado en una alabanza renovada de un destino cuyo progreso no podría detenerse. 
Trappeto se convirtió en un destino preferido para el turismo entusiasta y fiel. En este pueblo hundido en el verde, con casas de pescadores pintadas de varios colores y decorado con innumerables murales, hay tiempo para relajarse y disfrutar de la vida social.